fbpx

Uno de los mayores retos que tenemos al iniciar un emprendimiento al iniciar un negocio, es lograr que lo que comenzó como una IDEA que al evaluarla vimos viable se convierta en una empresa sólida, rentable y sostenible en el tiempo.

¿Sabias que el 90% de los negocios que inician fracasan?, y si bien una de las razones que esgrimen los empresarios es que el negocio no es rentable, la realidad es que la razón principal es que los que iniciaron como empresarios no tenían claro los elementos necesarios para el desarrollo de su empresa.

Los 4 Pilares de las empresas que todo empresario debe conocer

El empresario exitoso es aquel que es conocedor de todo pero no es experto en nada. Siendo que el desarrollo de la empresa, será responsabilidad de él, debe asegurarse de procurar el acompañamiento del equipo que requiere para la operación de su negocio en las cuatro áreas fundamentales que constituyen los pilares de la empresa: FINANZAS, VENTAS, SISTEMAS o PROCESOS y PERSONAL.

Si bien todos los pilares son fundamentales para el éxito de cualquier negocio, los mismos deben desarrollarse en el orden en que te los he indicado, ya que el mismo muestra el grado de prelación de unos sobre otros, por ser unos requeridos en el logro de los siguientes.

De esto podemos inferir que sin claridad en las Finanzas será imposible consolidar las Ventas, de nada valdrán los Procesos y será inviable el Personal.

Pero hoy no vengo a referirme a los cuatro pilares, si te interesa ahondar más en ellos y conocer lo que implica cada uno y cómo puedes trabajarlo, te invito al EPISODIO No. 7 de mi podcast “4 Pilares que como empresario debes conocer para lograr un negocio sostenible”. El objetivo de este artículo es  referirme al primer pilar “Las Finanzas” y específicamente a las acciones que como EMPRESARIO te sugiero ejecutar para gestionarlas.

La importancia de las Finanzas

Es una realidad que sin recursos económicos las empresas no pueden crecer ni mantenerse en el mercado, por ello es importante lograr una adecuada gestión financiera en los negocios.

La gestión financiera es la que permitirá administrar y gestionar los recursos de la empresa, con el objetivo de garantizar que sean suficientes para cubrir los gastos y que el negocio pueda seguir funcionando con la mayor rentabilidad posible. Dicho esto queda claro que una buena gestión financiera es clave para el éxito de tu empresa.

La Responsabilidad de la Gestión Financiera 

Planificación, financiación, estructura de costes, liquidez, tesorería, etc… Todo cuenta a la hora de gestionar y administrar las finanzas de una empresa. Y si bien todos estos términos parecieran ser propios de contadores o gerentes de finanzas, la verdad es que todos deben ser manejados y conocidos por todo EMPRESARIO, porque la realidad es que la gestión financiera recae sobre él, al ser el empresario el responsable de la toma de decisiones dentro de la organización.

Las 4 Acciones necesarias para lograr la Gestión Financiera eficiente

Llevar la gestión financiera de una empresa no es tarea fácil, pero es posible y necesario.

Como empresarios es indispensable que conozcas la información financiera de tu negocio y que sepas leerla e interpretarla aunque tú no la calcules, ya que si no tienes claro tus números, realmente estás ciego en la gestión  de tu empresa y no tendrás la capacidad de tomar las decisiones necesarias de manera efectiva.

Así que si quieres tener las finanzas de tu empresa bajo control, toma nota de estas 4 acciones que te ayudarán a que logres manejar de manera eficiente la gestión financiera de tu empresa y con ello logres su sostenibilidad.

4 Acciones para una Gestión Financiera eficiente

1. Revisa tus estados financieros

Es importante que en todo momento seas consciente de qué está pasando en tu empresa y cuál es su situación financiera. Para ello, es imprescindible que revises con regularidad los estados financieros básicos: El Balance General, el Estado de Resultado y el Estado de Flujo de Efectivo.

Una revisión periódica del Estado de Resultado y del Estado de Flujo de Efectivo te permitirá saber si los niveles de ingreso logrados son suficiente, si es necesario reducir gastos o si hay atrasos en los cobros y pagos.

Recuerda que llevar un seguimiento de la tesorería de tu empresa te permitirá anticiparte a los problemas y estimar las necesidades financieras con suficiente antelación.

2. Define el nivel de financiamiento adecuado para tu empresa

Cada empresa es un universo distinto y por ello es clave saber detectar las necesidades reales de ella.

Hay quienes piensan que el financiamiento es malo y lo cierto es que no lo es, siempre y cuando este justificado, sea necesario y el costo asociado al mismo sea inferior al beneficio que brindará a la empresa.

En ese sentido encontrar el equilibrio en la gestión financiera es fundamental. Para lograrlo es necesario analizar la capacidad de tu empresa para generar liquidez y utilidades, a fin de garantizar que con ellas pueda hacer frente a las cuotas e intereses objeto del crédito.

Recordemos que para que cualquier empresa sea viable es necesario que genere liquidez y que sea rentable. Muchas veces pensamos que solo el hecho de que una empresa produzca rentabilidad (utilidades) es suficiente y no es así.  Una empresa puede generar utilidades y no tener flujo de caja para afrontar los gastos de la empresa, porque sencillamente vende a crédito.

3. Gestiona el ciclo operativo de tu empresa (cobros y pagos)

Una buena gestión financiera también pasa por saber ajustar los tiempos de cobro y de pago. Es importante que planifiques bien la tesorería de tu negocio, con el objetivo de hacer una previsión de las entradas y salidas de dinero. Esto te permitirá anticiparte a situaciones de falta de liquidez.

En caso de que tus ingresos dependan de pocos pero grandes clientes, es importante contar con un plan B. Recuerda que la mayor parte de tu tesorería dependerá de dichos clientes y un retraso puede provocar un importante desequilibro en las cuentas de la empresa.

Es importante evaluar y ajustar los tiempos de cobro y de pago de manera de optimizar el ciclo operativo de tu negocio (compras – ventas – cobros – pagos) de la mejor manera posible.

4. Analiza resultados

El análisis de resultados a través de la revisión periódica de reportes auxiliares es fundamental para evaluar la situación del negocio, y así planificar y optimizar tu plan estratégico.

Una buena forma de llevar al día este control es a través de informes auxiliares que te permitan analizar la gestión de cobranza y los gastos que realiza tu negocio.

Conociendo tus ingresos y sabiendo de dónde vienen, serás consciente de tu capacidad de gasto. Este es el único modo de garantizar el pago a tus compromisos con trabajadores, proveedores y terceros.

Espero que desde ya pongas en práctica estas 4 acciones para que a partir de ellas logres consolidar el primer pilar que como empresario debes gestionar, LAS FINAZAS, todo a través del desarrollo de una Gestión Financiera exitosa.

“A menudo, cuanto más dinero ganas, más dinero gastas; por eso más dinero no te hace rico. Los activos son los que te hacen rico”.

Robert Kiyosaki

Sharing is caring!