fbpx

En mi artículo 5 Recursos para identificar el TENER de mi empresa te hacía mención a los cinco recursos que se requiere gestionar en las empresas con el fin de llevar adelante la operación del negocio y en el mismo te indicaba que ninguno de los recursos es más importante que otro, TODOS son igualmente importante porque cada uno aporta al desarrollo del negocio en su conjunto y esto es así, con una excepción LAS EPOCAS DE CRISIS.

En condiciones normales el objetivo de los líderes y directivos de las empresas es lograr una ADMINISTRACION EFECTIVA DE LOS RECURSOS del negocio, lo cual se consigue estableciendo y accionando estrategias que permitan que en el negocio se logren los objetivos propuestos, definidos en el plan de negocios.

Pero ¿qué ocurre en épocas de crisis?, pues que al ser LOS RECURSOS ESCASOS, el objetivo cambia, y el fín último en el corto plazo que buscaremos será “lograr la subsistencia del negocio”.

Procurando la subsistencia del negocio

Esa búsqueda de la subsistencia hace que en épocas de crisis, toda la organización centre su mirada en el “RECURSO FINANCIERO” como eje central de la operación, y todos los demás recursos giren en torno a este; y la razón es que en momentos de crisis se hace difícil de garantizar la disponibilidad de efectivo.

Por ello, si has tenido que pasar momentos de crisis en tu negocio, te resultará familiar que en esos momentos, se enfoque la toma de decisiones en acciones dirigidas hacia la reducción de costos y gastos como medida central para proteger las finanzas de la empresa.

Si bien la reducción de costos y gastos, es una necesidad en tiempos de coyuntura o crisis, no es la única medida que debemos llevar adelante. El manejo de las finanzas en tiempos de crisis exige que entendamos que “la caja es el rey del negocio” y cuando me refiero a caja hago referencia al EFECTIVO. En ese sentido es imprescindible definir estrategias para defender “al REY”

Defendiendo al REY del negocio

La defensa de la caja o efectivo en cualquier empresa debe ser abordada desde dos perspectivas:

LIQUIDEZ:

La liquidez se refiere al poder de pago de cualquier empresa o negocio. Es la capacidad que tiene nuestra empresa para contar con el dinero necesario para cumplir sus obligaciones. La liquidez es lo que conocemos como Capital de Trabajo y es la diferencia entre el activo circulante (aquel con el que cuenta la empresa y que puede convertirse fácilmente en dinero) y el pasivo circulante (los compromisos u obligaciones que la empresa debe pagar en el corto plazo).

SOLVENCIA:

La solvencia por su parte hace referencia a la participación de los acreedores en la empresa, y cuando hago referencia a los acreedores me refiero a los acreedores internos (accionistas) y/o externos (proveedores, instituciones bancarios y terceros). La solvencia es medida a través del nivel de endeudamiento interno y externo mostrado en los indicadores de solvencia.

Los conceptos de LIQUIDEZ y SOLVENCIA, son complementarios en pro de la defensa del efectivo, ¿por qué?, pues porque mantener niveles de solvencia o de endeudamiento en términos convenientes es lo que permitirá que nuestra empresa tenga acceso a conseguir dinero, a conseguir LIQUIDEZ a través de los distintos actores, que en calidad de acreedores soportarían en negocio; todo esto en caso de que se requiera conseguir liquidez para la operación.

3 Aspectos Claves para la Gestión Financiera en Tiempos de Crisis

Señalado lo anterior se puede acotar que la Gestión Financiera en tiempos de crisis estará enfocada en tres elementos claves:

1)Revisar y reducir costos y gastos

Objetivo: OPTIMIZAR costos y gastos, al mantener solo aquellos necesarios para mantener la operación de la empresa en las circunstancias actuales, es decir ajustándolos a los necesarios para los procesos críticos.

¿Cómo lo hacemos?: La optimización de los costos y gastos puede apoyarse en dos acciones

  • Centralizando el EFECTIVO. Llevar adelante acciones de defensa de la liquidez requiere que analicemos las políticas de manejo de efectivo que tenemos en nuestro negocio con el fin de reducir los niveles de delegación sobre la disposición de este recurso al mínimo. En la medida en que la gestión del efectivo esté centralizada, será más efectivo su control. En tiempos en los que la caja es el rey, todo lo que se pague debe estar justificado y la centralización del efectivo asegura esa justificación
  • Evaluando y ajustando los Procesos CRITICOS, recordemos que los procesos críticos son aquellos necesarios para mantener la operación mínima viable del negocio. En ese sentido el llamado es a identificar los procesos que deben mantenerse en las circunstancias actuales y una vez identificados, revisarlos a fin de optimizarlos y de realizar ajustes en los recursos que se requieran. La revisión y ajuste de los procesos sin duda alguna va a permitir identificar ineficiencias y/o uso de recursos inadecuados que permitirán optimizar las operaciones.

2)Reducir el Riesgo de Liquidez

Objetivo: Evitar que la empresa caiga en iliquidez, al garantizar su poder de pago. En otras palabras el objetivo es, que dispongamos del dinero necesario para hacer frente a las obligaciones que debemos cumplir.

¿Cómo lo hacemos? principalmente negociando con clientes y proveedores/acreedores, específicamente a través de:

  • Administrar efectivamente el Capital de Trabajo (Activo circulante – Pasivo circulante), para lo cual es necesario la toma de acción en relación a:
    • Manejo de niveles óptimos de inventarios,
    • Ajuste de políticas de cobros (reduciendo períodos de cobro o aumentando las ventas en efectivo)
    • Ajuste de políticas de pago a proveedores, .
  • Apoyar la gestión financiera en herramientas como el flujo de caja y el presupuesto, que permitan un control periódico de la gestión de tesorería del negocio (entradas vs. salidas de efectivo), a fin de hacer seguimiento cercano a los indicadores de solvencia, asegurando la toma de decisiones oportuna.

3)Reducir el Riesgo de Solvencia

Objetivo: Evitar que la empresa caiga en insolvencia con el fin mantener las condiciones necesarias que le permitan acceder a opciones de financiamiento para conseguir liquidez (EFECTIVO) en caso de ser necesario.

¿Cómo lo hacemos? principalmente

  • Administrando adecuadamente del Financiamiento, asegurando el cumplimiento de las obligaciones con los acreedores y acercándonos a ellos para negociar mejoras en las condiciones de pago (tasa y plazo) de las obligaciones que mantenemos con ellos.
  • Revisando periódicamente los indicadores de Solvencia a fin de evaluarlos y tomar acciones para mejorarlos con el fin de mantener abierta las posibilidades de obtener recursos para el negocio.

Para concluir me gustaría comentar que la Gestión Financiera en tiempos de crisis es mas un arte que una ciencia y en ese sentido las acciones a implementar van a depender de cada negocio y sus características. Lo importante sin embargo es que sean cuales sean las que apliquen a tu negocio las definas, las acciones y te involucres en ellas.

En tiempos de crisis el control de la gestión financiera requiere del involucramiento directo de líderes y directivos de las empresas.

Espero que este artículo te resulte de utilidad y te sirva de guía para la gestión financiera de tu empresa.

En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento

John Maynard Keynes

Sharing is caring!