En mi artículo 3 Elementos claves para la Gestión de tu empresa hice énfasis en la importancia de la comunicación como herramienta clave para garantizar las relaciones humanas, en ese mismo sentido, hoy quiero dedicar este artículo a reflexionar sobre el lenguaje corporal como forma de comunicación.

Seguro que conoces personas que irradian confianza y transmiten simpatía aunque no sean especialmente habladoras, al igual que también conocerás a otras, que sin ser especialmente antipáticas, no llegan a despertar confianza en ti. Quizá te preguntes ¿cuál es el motivo?, pues muchos casos se debe a que no utilizan correctamente su lenguaje corporal o existe una contradicción entre su comunicación verbal y su lenguaje corporal.

El lenguaje corporal clave en la comunicación

La comunicación que realizamos a través de nuestro cuerpo tiene una gran influencia en las relaciones sociales, y es el perfecto espejo de las emociones

El lenguaje corporal, es una forma de comunicación no verbal que se basa en los gestos, posturas y movimientos del cuerpo y rostro para transmitir información.

Lo interesante de él es que suele realizarse de forma inconsciente, por lo que es un buen indicador del estado emocional de una persona.

Importancia del lenguaje corporal

Estudios demuestra que cerca de 80% de lo que comunicamos, no lo hacemos con palabras, sino con los diferentes movimientos y expresiones que hacemos con nuestro cuerpo. Si estos movimientos y expresiones son incorrectos o inadecuados, puede conllevarnos a transmitir un mensaje diferente al que deseamos hacer llegar.

En distintas facetas de nuestra vida a todas luces nos resulta inconveniente que lo que deseamos transmitir no sea percibido en el sentido deseado, especialmente cuando como empresarios nos toque: dirigir o participar en juntas, realizar presentaciones a posibles inversionistas o a instituciones financieras en búsqueda de recursos, comunicar proyectos y estrategias al equipo de trabajo, y negociar.

De aqui la importancia de conocer, estudiar y analizar el lenguaje corporal de forma consciente como herramienta clave si deseamos garantizar una comunicación efectiva.

Nuestros roles dentro como comunicadores

Dentro del proceso de comunicación a diario jugamos dos roles como emisores y como receptores de mensajes y conocer los aspectos básicos del lenguaje corporal en ambos roles nos será de utilidad. 

Como emisores del mensaje:

Nos permitirá garantizar la coherencia entre el mensaje verbal que transmitimos y el gestual que lo acompaña con el fin de asegurarnos de lograr que nuestros interlocutores perciban lo que deseamos.  

Así mismo nos permitirá garantizar que la imagen que proyectamos sea coherente con nuestra esencia, con lo que somos.

Como receptores del mensaje:

Nos permitirá identificar las emociones de nuestro interlocutor, conocer su estado de ánimo así como su disposición e interés ante nuestro intercambio o planteamiento.

6 Aspectos del lenguaje corporal que conviene tener en cuenta

Si bien no hay receta infalible en el uso del lenguaje corporal, a continuación te dejo 6 aspectos que a mi juicio son claves para demostrar seguridad, confianza y respeto a través de nuestros gestos al momento de interactuar con los demás.

Sé firme al saludar

El saludo es nuestro primer contacto con la persona con la que interactuamos y como bien dice el dicho “la primera impresión cuenta”. Si bien esto puede parecer obvio, muchas veces suele olvidarse.

Para asegurar una buena impresión el saludo debe ser cálido, sincero, amable. No olvides sonreír y ver la persona a los ojos, el contacto visual es clave en esa primera interacción.

Un firme apretón de mano, con la mano en vertical es suficiente…….

¿Qué gestos debes deberías evitar y por qué?

  • Un apretón de manos demasiado fuerte o debil, puede transmitir emociones negativas asociadas a deseos de dominio o debilidad respectivamente.
  • Colocar otra mano cubriendo el apretón de manos, suele ser asociado a una señal de control

Conviértete en espejo

Analiza los movimientos y el nivel de energía de tu interlocutor y conviértete en su espejo. Copia incluso su tono de voz y su velocidad al hablar y ajústate a su ritmo.

El convertirte en espejo te permitirá crear empatía con cualquiera en poco tiempo.

Mantén contacto visual y asiente con la cabeza

Mira siempre a tu interlocutor. El contacto visual demuestra interés. Y si te diriges a un grupo, intenta hacer barridos visuales.

La persona que mira a los ojos de sus interlocutores es una persona segura, sincera y amigable, o al menos eso es lo que transmite. Cuando estableces contacto visual, demuestras que no tienes nada que ocultar, que estás seguro en lo que dices y que escuchas con atención.

Nuestros ojos y nuestra mirada expresan nuestras emociones, por eso utiliza tus ojos al hablar.

Por otra parte asentir con la cabeza es un gesto contagioso, que en la mayoría de ocasiones tiene un significado positivo, ya que comunica interés y acuerdo. Por lo que sería muy conveniente que lo utilices con tu ante tu interlocutor.

Cuidado con las manos

Los gestos con las manos están directamente relacionados con el habla, así que utilizarlas para apoyar tu mensaje puede incluso mejorar tu capacidad verbal.

Los conocedores sugieren que nuestras manos muestren tranquilidad y confianza, lo que se logra manteniéndolas en una posición natural, a la vista y que se usen solo para ilustrar lo que se dice.

¿Qué gestos debes deberías evitar y por qué?

  • Mostrar las palmas de las manos. El gesto de enseñar las palmas de las manos está asociado con la honestidad y la verdad. Como sabes, muchos juramentos se realizan colocando la palma de la mano sobre el corazón o una Biblia. Cuando alguien quiere ser honesto levanta una o las dos palmas hacia la otra persona en un gesto inconsciente que transmite al que lo ve la sensación de que no le están mintiendo.
  • Brazos cruzados representa una postura defensiva que significa rechazo o desacuerdo.
  • Manos en los bolsillos suele asociarse a desinterés en la conversación.
  • Entrelazar los dedos de las manos  comunica una actitud negativa, de nerviosismo e incluso ansiedad.
  • Juegos con objetos como plumas o anillos  así como jugar con los dedos denotan conductas nerviosas
  • Triángulo de poder  o manos en ojiva, este gesto es positivo ya que expresa confianza y seguridad, sin embargo para algunos se confunde con arrogancia, por lo que te sugiero usarlo con prudencia.

Manten control de tus piernas

Las piernas juegan un papel muy interesante en el lenguaje corporal, ellas nos permiten acercarnos  a lo que nos gusta y alejarnos de lo que no deseamos.

¿Qué gestos debes deberías evitar y por qué?

  • Piernas cruzadas. Aunque en algunos casos se utiliza este gesto por comodidad o incluso como postura elegante, una persona sentada con brazos y piernas cruzados transmite una actitud defensiva y cerrada. En un contexto social, cuando una persona adapta esta postura con brazos y piernas cruzadas significa que no está sumergida en la conversación. En un contexto de negocios significa que la persona está cerrada mental, emocional y físicamente.
  • Temblor de piernas se asocia a que la persona que lo tiene se siente ansiosa, irritada o padece de ambos sentimientos.

Relaja el cuerpo

Ante una conversación, una reunión o un encuentro que nos genera estrés o ansiedad seguramente tendremos la tendencia de mover compulsivamente las piernas y brazos. En ese momento es imprescindible utilizar técnicas que nos permitan autocontrolarnos.

Haz una pausa, retírate del lugar y ve a un sitio tranquilo (el baño por ejemplo), toma tres respiraciones profundas y conscientes en las cuales al exhalar liberes la tensión en tus miembros. Estírate como si quisieras tocar el techo y provoca un par de bostezos.

Estas tres pautas te permitirán liberar endorfinas, relajarte y regresar a tu centro para proyectar lo que realmente eres una persona con seguridad y confianza.

Aunque todas las conclusiones que te he expuesto en este artículo están basadas en estudios contrastados, el lenguaje corporal no debe ser tomado como una verdad absoluta. Existen muchos otros factores que influyen sobre él y analizando gestos aislados será muy difícil, por no decir que imposible llegar a conclusiones claras.

La clave está en ser conscientes de cómo estamos comunicando con nuestro cuerpo y en evitar gestos y posturas que puedan transmitir una imagen poco cercana, e incluso negativa, de nosotros.

Me encantaría saber, ¿qué otro gesto conoces que debemos evitar o que por lo contrario nos ayudaría reforzando nuestro lenguaje corporal?

“En la vida no puedes decir una cosa y hacer otra, los niños aprenden mucho más viendo que escuchando tus palabras”

Andy Garcia

Si te gusto Comenta y Comparte a quienes pudiera serle útil esta información

Sharing is caring!